5 consejos para tener una mejor seguridad en la nube

5 consejos para tener una mejor seguridad en la nube

5 consejos para tener una mejor seguridad en la nube 1024 683 ResIT

5 consejos para tener una mejor seguridad en la nube

La nube se ha convertido en una parte esencial de muchas empresas, tanto en los servicios que ofrecen como en sus procesos internos. Sin embargo, los estándares de seguridad para la nube no siempre han estado a la altura de los rigores de su uso, por lo que una mejor seguridad en la nube es importante para cualquier empresa que confíe en esa infraestructura. 

Las empresas deben esforzarse por mantener sus datos y redes en la nube lo más seguro posible y no confiar únicamente en las empresas de hosting para proteger sus datos. La implementación precisa de una mejor seguridad en la nube varía dependiendo de las necesidades de la empresa, por lo que en este artículo que traemos,en colaboración con 2×3, te comentamos 5 elementos clave que toda empresa debería integrar en su seguridad cuando se trata de la nube: encriptar datos, administrar el acceso, probar la nube, crear políticas de seguridad y educar a los empleados.

1. Encriptar los datos

Encriptar los datos como parte de la seguridad de la nube es algo que usualmente se pasa por alto, y no hacerlo puede poner tanto a la empresa como a los clientes en riesgo. Es responsabilidad de la empresa asegurarse de que todos los datos que entren en la nube estén encriptados correctamente y que lo datos puedan desencriptarse una vez que se recuperen de la nube. Los departamentos de tecnología de la información (TI) deben mantener las claves de cifrado y descifrado en una ubicación segura y esas claves nunca deben almacenarse con los datos en la nube. Algunos proveedores ofrecen servicios de encriptación, pero no hay nada que impida que las empresas encripten sus propios datos antes de cargarlos en una nube encriptada. Esta doble protección es particularmente difícil de descifrar, especialmente si el proveedor de la nube y la empresa usan diferentes encriptaciones en los datos.

2. Gestionar el acceso

Gestionar el acceso a la nube es vital para mantener seguros los datos. Un protocolo robusto de autenticación y restricciones al acceso puede mantener las miradas de los hackers lejos de los datos. Los diferentes tipos de empleados en una empresa requieren acceso a diferentes tipos de datos, por lo que se debería controlar el acceso de cada tipo de empleado. El uso de utilidades de inicio de sesión único (SSO) puede hacer que los empleados accedan al nivel de datos que necesitan sin tener que preocuparse por las contraseñas ya que, usualmente, son un punto de vulnerabilidad en el acceso a datos, porque se pueden adivinar o hackear. Si una empresa maneja información confidencial, podría ser útil habilitar la identificación con dos factores, que ayuda a garantizar que un usuario autorizado esté accediendo al sistema al ponerse en contacto con ellos en múltiples formas discretas para la validación.

3. Pon a prueba la nube

Quizás la suposición más peligrosa que las empresas hacen sobre los proveedores de hosting es que pueden encargarse de toda su seguridad; es prudente que las empresas prueben la nube que les da el proveedor en un entorno limitado que no comprometa sus datos,  ya que podrían encontrar una falla en la seguridad que el proveedor haya pasado por alto. Las empresas están acostumbradas a realizar evaluaciones de seguridad de sus propios recursos, pero también pueden realizar evaluaciones de la seguridad del proveedor de la nube. Es importante no asegurar algo sin haberlo probado, porque la responsabilidad de los datos de una empresa recae solo en esa empresa. Los proveedores de la nube hacen todo lo posible para ofrecer una seguridad sólida, pero las empresas deben tratar esa seguridad como secundaria. Los datos y la seguridad de la nube deben probarse continuamente y arreglar cualquier problema tan pronto como sea posible.

Unas mejores políticas de seguridad de la nube implican el seguimiento de los datos en cada paso, ya sea que comience como una hoja de papel fìsica o una imagen en un dispositivo de almacenamiento extraíble. Las conexiones Wi-Fi no seguras, los computadores que quedan conectados a la nube o las conversaciones telefónicas escuchadas pueden socavar la seguridad de los datos, por lo que las empresas deben luchar por su seguridad física y digital. Digitalmente, las revisiones para detectar virus, el correo electrónico encriptado, las intranets, los cortafuegos y las políticas de acceso seguro a la web pueden evitar que los malware y virus contaminen o corrompan los datos de la nube. El punto de estas políticas de seguridad físicas y digitales debe ser preservar la integridad y el acceso a los datos en la nube.

5. Educar a los empleados

La parte más importante de tener una mejor seguridad de datos es educar a los empleados. El error humano es el causante de muchas más violaciones de seguridad de las que las empresas prefieren admitir y puede ser fácil introducir accidentalmente un código malicioso en un sistema. Es importante capacitar a los empleados sobre políticas de seguridad, pero también sobre por qué existen estas políticas. A los empleados no les importará crear una contraseña segura o buscar correos electrónicos de suplantación de identidad si no entienden por qué es importante hacerlo. Además, no necesitan conocer todas las especificaciones técnicas de los protocolos de seguridad pero si necesitan saber cómo acatar las políticas de seguridad que afectan sus trabajos; las empresas deben ayudar a los empleados a mantener sus conocimientos actualizados capacitándolos frecuentemente.

Una mejor seguridad de la nube empieza con una buena planificación y continúa a través de la capacitación y educación continua. Las prácticas de seguridad deberían convertirse en algo primordial en una empresa consciente de los datos, y una empresa debería estar dispuesta a actualizar sus políticas para hacer frente a nuevas amenazas. Estas 5 categorías básicas abarcan todo lo que una empresa necesita saber acerca de una mejor seguridad en la nube, por lo que siempre que se tengan en cuenta, los datos estarán protegidos.